Las procesiones de Semana Santa

Procesion 2

Las procesiones de la Semana Santa conmemoran la pasión , muerte y resurrección de Jesús. Las diferentes hermandades religiosas se preparan para ellas durante todo el año. Las más espectaculares tienen lugar en Palma de Mallorca, Manacor y Pollensa.

En Palma de Mallorca destacan las del Domingo de Ramos, del Jueves y Viernes Santo. La más concurrida suele ser la procesión del Jueves Santo. Unas 50 hermandades desfilan por el centro de la ciudad portando las estatuas de los santos patrones. La culminación es la salida de la escultura del Jesús de la Sangre – la más venerada entre los palmesanos. El comienzo suele ser a las 19 h y la procesión puede durar unas cuatro horas.

Por la noche del Viernes Santo se celebra en Pollensa el tradicional descendimiento de la cruz. A las 21 h se apagan las luces en la cercanía del Calvario. La escalinata compuesta por 365 peldaños queda iluminada por antorchas de diferentes hermandades religiosas. Éstas van bajando desde la capilla situada en la cima del Calvario hasta la iglesia de nuestra Señora de los Ángeles. La última hermandad lleva en sus brazos al cuerpo del Jesús cubierto con un velo negro. Lo depositan en la iglesia parroquial hasta el Domingo de Resurrección para celebrar la tradicional fiesta del Encuentro entre la Madre y el Hijo.